Apoyar al pequeño comercio es un gran aporte a la inclusión social al alcance de todos

Apoyar al pequeño comercio es un gran aporte a la inclusión social al alcance de todos

La pandemia ha tenido y continúa teniendo efectos devastadores para múltiples sectores. Las personas emprendedoras son uno de los colectivos que está ya sufriendo las mayores consecuencias económicas y sociales de la COVID-19. Para contribuir a re activar el ecosistema emprendedor, Acción contra el Hambre ha publicado un catálogo Reemprendiendo el camino con los negocios inclusivos apoyados en los últimos meses, desde la hostelería al sector cultural, para que todos y todas podamos aportar nuestro granito de arena.

Acción contra el Hambre recopila en el catálogo Reemprendiendo el camino los negocios inclusivos apoyados en los últimos meses, desde la hostelería al sector cultural, para animar a la población a consumir productos y servicios que garanticen alimentación y un medio de vida a los más afectados por la crisis económica de la pandemia.

Las y los pequeños comerciantes han sido unos de los más perjudicados tras la pandemia. Sin embargo, todos podemos colaborar a reactivar este importante sector de nuestra economía mediante el consumo responsable y comprometido. De cara a las navidades, esta es una gran oportunidad para consumir en tiendas pequeñas y así apoyar a las personas en riesgo de exclusión. Para facilitar a esta tarea, Acción Contra El Hambre ha publicado el primer catálogo Reemprendiendo el camino de emprendimiento inclusivo, una recopilación de los negocios con los que Acción contra el Hambre ha colaborado, en varios sectores afectados por la COVID-19, desde la hostelería a la cultura.

De este modo, se busca animar a la población a adquirir los productos y servicios del colectivo más afectado por la crisis, alejando en la medida de lo posible el riesgo de pobreza. “Detrás de estos negocios no solo hay un gran esfuerzo, sino también el medio de vida de cientos de familias que no pueden emplearse por cuenta ajena en este momento. Por ello, hemos querido mostrar a la población estos negocios y plantearlos como una opción prioritaria de consumo para, en última instancia, evitar su cierre”, explica Ana Alarcón responsable de los programas de emprendimiento de Acción contra el Hambre.

Simplemente mediante nuestras elecciones como consumidores, tenemos el poder de rescatar los pequeños negocios del barrio. El catálogo presenta negocios de todo tipo: decoración de muebles, moda, cuidado animal, alimentación, deporte, fotografía, etc. “Aparecen más de 440 iniciativas de diferentes clases y, gracias a esta variedad, se puede llegar a más personas que estén interesadas en apoyar el comercio local y el emprendimiento inclusivo”, dice Alarcón.

Estos negocios se ubican por toda la geografía española y cuentan con redes sociales o páginas web que facilitan las opciones de compra o contratación de sus servicios y productos.

Saray Valera y Ana de la Cruz de Antiquísima, negocio que se dedica a la restauración de muebles, señalan que “la pandemia ha creado más incertidumbre “. De hecho, de la Cruz asegura que durante el estado de alarma temió que los encargos previos al confinamiento no fueran pagados. “Ahora tenemos más cuidado con los costes y otros gastos por lo que pueda llegar en los próximos meses”, dice Valera. Las dos coinciden en que un catálogo como el que ha elaborado Acción contra el Hambre es clave para rescatar los negocios pequeños del barrio: “Es una idea muy buena para no perder la esencia de los barrios, recuperar los locales de siempre y concienciar a la ciudadanía de la importancia del comercio local y de cercanía”.

(Fuente: diarioresponable.com)

Print Friendly, PDF & Email